LA SENDA DEL OSO. Senderismo con niños en Asturias

la senda del oso
Puntúa este artículo

La senda del Oso está construida sobre el trazado de un antiguo tren minero utilizado para el transporte de carbón y es una de las vías verdes más conocidas en Asturias, ideal para visitar en familia.

Poquito queda para la llegada de la primavera, así que toca ir planificando nuevas rutas y Asturias es una muy buena opción para visitar con niños aventureros. Hoy os traigo un buen plan, por si hacéis alguna escapada por la zona y queréis disfrutar de una jornada agradable al aire libre. Si no lleváis bicicletas no os preocupéis, ya que hay diferentes empresas que las alquilan.

La senda del oso pertenece al plan de recuperación “PROGRAMA VÍAS VERDES“, que desde 1993 se viene desarrollando una iniciativa de diferentes administraciones públicas, en colaboración con ADIF, RENFE y FEVE y que ha conseguido transformar una gran parte de los miles de kilómetros de vías férreas abandonadas recuperándolas como trazados ecoturísticos.

Sus más de 30 túneles y sus espectaculares paisajes la convierten en una de las más visitadas y en una parada obligada para aquellos amantes del turismo activo que visitan Asturias.

En 1996 el hallazgo de dos pequeñas oseznas huérfanas, bautizadas como “Paca” y “Tola” (en honor de sus cuidadoras), hizo que estos valles cambiaran de nombre para ser conocidos hoy en día, como La Senda del Oso. (Si váis a visitar las sendas con intención de conocer a las oseznas, tener en cuenta los periodos de hibernación que van desde noviembre a marzo)

La senda del oso habitualmente se recorre en bicicleta por el simple hecho de que son 48 km de ruta. Tranquilos, que también se pueden escoger tramos más pequeños para poder visitar con niños. El hecho de que todo el camino transcurre por firme asfaltado, con valla protectora e iluminación automática en los túneles, hace que sea perfecta para visitar en familia.

 

TRAMO 1 | TUÑÓN – CUEVA HUERTA (18.3Km)

Al primer tramo se accede desde el área de descanso de Tuñón (Santo Adriano), discurriendo la senda por la margen izquierda del río Trubia, más adelante pasa a la margen derecha, avanzando entre el río y la carretera AS-228. Posteriormente, en Villanueva, toma nuevamente la margen izquierda salvando el río por un puente de piedra medieval. Un poco más adelante un nuevo puente salva el río y la carretera en el lugar de El Xabil, dejando ambos a la margen izquierda.

En Buyera hay un área recreativa y desde aquí se accede al cercado osero, en donde en la actualidad se encuentran las osas Paca y Tola y actualmente el oso Furaco.

Llegados a Proaza, la senda del oso pasa junto a una central hidroeléctrica siguiendo su recorrido por la margen derecha del río entre arbolado y atravesando el desfiladero de Penas Xuntas.

Más adelante, la senda entra en el Desfiladero de Valdecerezales, menos conocido que el famoso de Peñas Juntas, pero también de espectacular belleza.

La senda sigue hasta Entrago donde hay un área recreativa que entre otros servicios cuenta con restaurante y empresas de turismo activo para alquiler de bicicletas.

Hay una línea de autobús con paradas a lo largo de toda la ruta que comunica Entrago y Bárzana con Tuñón y que puede utilizarse para hacer la vuelta.

El último tramo, Entrago a Cueva Huerta es de casi 9 km llega hasta localidad de San Martín y termina en la imponente cavidad de Cueva Huerta. Vestigios históricos y elementos naturales se combinan en esta ruta, durante la cual se podrá disfrutar de los fuertes contrastes altitudinales del paisaje del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa.

 

Al segundo tramo se accede también desde Tuñon, llegamos a Caranga de Abajo donde la senda del oso toma un ramal que conduce hacia Santa Marina donde la senda pasa a acompañar el cauce del río Quirós por su margen derecha siguiendo parcialmente la antigua caja del ferrocarril, ya que parte de la misma ha desaparecido.

En los límites de los concejos de Proaza y Teverga la senda discurre por el Desfiladero de Cuevafurada, para acabar llegando al embalse hidroeléctrico de Valdemurio, en donde se encuentra una amplia zona de descanso. En el embalse la senda cruza a la margen izquierda por un amplio y largo puente de madera. En éste último lugar un ramal sigue la margen derecha del embalse y lleva al pueblo de Las Agüeras.

Se sigue el recorrido hasta el pueblo de Arroxu y siguiendo la marcha la senda pasa por un estrecho y largo puente a la margen derecha en el lugar de Pontonga pasando bajo la carretera para llegar a Santa Marina, en donde se encuentra un área de descanso y unos antiguos cargaderos de carbón del siglo XIX.

Desde Santa Marina y para llegar a Ricabo se pasa por los pueblos de de Rodiles y Ronderos, está perfectamente señalizada y con paneles informativos por toda la senda.

El ramal de Santa Marina a Ricabo, sigue un trazado con poca pendiente, aunque si es verdad que presenta cinco cortos tramos, con una pendiente más pronunciada, dos en Santa Marina, otro en Rodiles, otro llegando a Ronderos y otro en la bajada desde el trazado del Camín Real a El Pradal (Ricabo).

Fotos: Chemaasturiesconbici.org, Alberto García
Tramos: turismoasturias.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.