Furanchos de Redondela con mucho encanto.

Furanchos de Redondela con mucho encanto.
Puntúa este artículo

Tanto si sois amantes del vino Albariño como si simplemente os apetece ir de tapas con la familia y amigos, Redondela es un lugar altamente recomendable para ello. Aquí encontraréis diferentes furanchos o taperías con mucho encanto.

Con la llegada del verano, este tipo de establecimientos son ideales para una noche calurosa. Muchos de ellos, como su nombre indica, son antiguos molinos restaurados y convertidos en taperías ya que como bien explicaremos más adelante, no todos se pueden denominar furanchos.

Los furanchos eran lugares, normalmente bodegas o bajos de las casas, dónde antiguamente se servía excedentes de vino de cosecha propia y en dónde la gente llevaba su propia comida para reunirse. Con el paso del tiempo fueron evolucionando y muchos empezaron a ofrecer productos típicos elaborados, como jamón, chorizos, pimientos, etc. Todo muy tradicional.

En el año 2005 los RESTAURANTES comenzaron una batalla legal contra este tipo de establecimientos ya que su actividad era similar, pero no estaban sometidos a la misma normativa y los veían como una competencia desleal.

En el año 2008 se publicó la normativa autonómica que buscaba definir las características que deben reunir y las actividades que podían desenvolver. Entre ellas las más características son las siguientes.

  • El período de apertura de los furanchos no podrá ser superior a los tres meses y, en todo caso, estará comprendido en la temporada de funcionamiento establecida en el artículo anterior.
  • Los locales exhibirán en un lugar visible el ramo de laurel con el que tradicionalmente se identifican los furanchos.
  • Tener a disposición de las personas usuarias hojas de reclamaciones y hacer entrega de un ejemplar cuando les sea solicitado.
  • Emitir justificante de pago que detalle los servicios, de conformidad con los precios ofertados o pactados.
  • Análisis del vino puesto a la venta.

Antes de ir a llenar el estómago, os recomendamos que os deis un paseo por la senda de Fervenza de Reboreda. Un salto de agua de unos 5 metros.

Para acceder a la “cascada” podéis ir directamente desde el viaducto del AVE por un camino de tierra y seguidamente os encontraréis con unas escaleras de madera para poder visitarla desde lo alto. Es un sitio pequeño, no os vayáis a imaginar algo espectacular, pero para enseñarle una cascada a los peques, está genial.

Hechas las presentaciones solamente queda hablaros de los que más nos gustan. Hemos ido en muchísimas ocasiones a lo largo de los últimos años y tenía muchas ganas de conocer el furancho Reboraina al que intentamos ir, pero había muchísima cola. Iremos, iremos….es precioso el sitio.

 

FURANCHO REBORAINA

Situado en el Pazo de Reboreda, es un lugar maravilloso para disfrutar en familia. En el exterior del recinto hay una gran zona de aparcamiento.

Una vez dentro, lo primero que veréis será una espectacular zona ajardinada muy bien cuidada (no me extraña que pongan el cartel de PROHIBIDO JUGAR EN EL JARDÍN 😛  )

Os aconsejamos que vayáis con mucho tiempo ya que por norma general este sitio está a tope y hay que esperar cola, pero merece la pena.

La zona más bonita para cenar, es la que está debajo del magnolio centenario. Aquí podéis pedir los platos más típicos como tortilla, pimientos de padrón, tabla de embutidos y quesos, cecina y obviamente si te gusta el vino Albariño no puedes perder la oportunidad de degustarlo y comprar alguna botella si lo deseas.

Los precios son ajustados, si buscáis opiniones por internet veréis que nadie se queja en este aspecto y todo tiene una pintaza buenísima.

REBORAINA
Calle de la Iglesia 20
36800 Redondela
Pontevedra

Tfn: 600 721 600

El teléfono es solamente para información y no para reservar mesas a no ser que sea un grupo grande.

Lunes cerrado por descanso

 

MUIÑO DA PONTE

Es el segundo lugar que os recomendamos. La zona exterior es amplísima, con diferentes terrazas en varias alturas.

Hace ya un par de años que no iba a este sitio, aunque nunca había estado en la zona exterior (alguna que otra vez en invierno) Es también muy acogedora.

La atención es muy rápida y agradable. Veréis a los camareros correr de un lado para otro sirviendo platos con abundante cantidad.

Creo que mi próximo blog será especializado en tortillas. Aquí no podía ser menos y pedí una. Era gigante y hasta el niño comió de lo buena que estaba. Los calamares también estaban muy ricos, con un rebozado en su punto y para terminar un choricito al infierno.

La carta en general es bastante amplia y la relación calidad-precio es muy buena, así que es uno de nuestros sitios recomendadísimos.

MUIÑO DA PONTE
Estrada de Pazos, 2
36818 Redondela
Pontevedra
Tfn: 663 32 91 14

 

O`PEIRAO

Esta es la tercera recomendación, aunque es la que más frecuento ya sea en verano o en invierno.

Otro de los molinos rehabilitado con un encanto especial, quizás sea por su entorno, rodeado de árboles, el sonido del río, el ambiente… Aquí rara es la vez que no os encontréis a alguien de Vigo cenando algo.

Hay una pequeña sala en el piso superior, con la simple luz de las velas. Ideal para esas primeras citas en pareja jeje

La atención también es muy rápida. No os asustéis con el dueño, aunque parezca que siempre está de mala uva, es un señor simpático pero como como todo buen gallego, más introvertido.

También tiene una carta bastante amplia; tortilla, calamares, pulpo, revueltos, chipirones, tablas de embutidos, quesos, croquetas, etc. También tienen postres caseros para terminar de empacharos por un módico precio.

O PEIRAO
Aldea Santo Paio de Abaixo, 8
36818 Redondela
Pontevedra

 

O MUIÑO VELLO

Si accedéis a la cascada, lo primero que os encontraréis al llegar al alto es este estupendo local de vinos y  tapas.

Es el más “enxebre” de todos con una zona exterior muy pequeña y tranquila. Aquí podéis coger una mesa casi tocando el río con los pies.

Lo más característico es que todos los martes realizan “muiñadas” con artistas invitados y se preparan queimadas por encargo.

Ideal para visitarlo si os gustan los sitios más tranquilos y una vez que conozcáis los otros, por variar un poco.

O MUIÑO VELLO

Estrada de Pazos, 10
36818 Redondela
Pontevedra

Foto portada: Farodevigo

1 Comment

  1. De todos los lugares que has mencionado antes,siento discrepar ,ninguno es un furancho.El que se hace llamar Furancho Rebotaba,es una bodega que vende vino y comida bajo el nombre pero no es un furancho,es una raperos al aire libre.Los demás son molinos restaurados y taperias también.Estos si son furanchos:A de Olímpico,Casanova,Naranxeiro,Tarrastal,As Garondas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.