FOTOGRAFÍA DIGITAL PARA NIÑOS

fotografía para niños

Más allá de la cámara del móvil o la tablet, la fotografía digital es un mundo apasionante en el que los niños disfrutarán, cuanto más, si se les enseña desde pequeños.

En el mercado hay una gran cantidad de marcas y modelos de cámaras fotográficas. Desde las compactas, pasando por las bridge, hasta las réflex.

Si queréis hacer un regalo especial a vuestros hijos, os recomendamos que deis el paso y comencéis directamente con las bridge o mucho mejor, réflex. Las cámaras compactas son muy sencillas de usar, lo sabemos, pero la versatilidad de las otras dos no tiene comparación y a la larga comprobaréis que ha sido una buenísima inversión.

Los niños aprenden por simulación, por lo que si a ti te ven practicando con una cámara réflex, ellos también querrán experimentar. Es una buena forma de iniciarlos en una apasionante afición y además es una buena manera de reforzar vínculos entre padres e hijos.

Nuestra experiencia.

edgar fotógrafoDesde muy pequeño a Edgar siempre le ha gustado coger mi cámara. El ruido del ¡CLICK! engancha y le resultaba curioso ver que apretando un botón aparecía una imagen en la pantalla.  Lo más complicado era cerrar uno de los ojos. Los niños para guiñar un ojo suelen tapar el otro con el dedo, entonces … ¿como hago para agarrar la cámara? pensaría él.

En este caso las compactas son súper manejables e ideales para niños que aun no tengan la motricidad desarrollada, pero nos interesa que la desarrollen, así que es una buena manera para que aprendan a base de esfuerzo y diversión .

Ya con dos años, Edgar se atrevía a levantar en peso la cámara con la empuñadura y el tele-objetivo. Os aseguro que pesa bastante, pero ahí estaba él aprieta que te aprieta.

Ahora con tres años y medio ya ha aprendido algunas rutinas importantes y el resto, con unas lecciones básicas,  se trata de practicar y practicar.

Es el momento ideal para que tu hijo empiece a posicionarse en la gran batalle entre Canonistas y Nikonistas pero recuerda que “La cámara no hace al fotógrafo”.

¡Las fotos de tu hijo son geniales! O no…

Aprende a ser crítico con ellos. No todas las fotos valen y tu deberás mostrar mayor entusiasmo con las que mejor composición tengan o de lo contrario, contarle que es lo que menos te gusta de ellas.

De esta manera entablaréis un diálogo constructivo.

Si los niños aun son pequeños, no os empeñéis a enseñarles cosas complicadas como trabajar con modos de apertura, obturación, etc. Empezar en modo automático, de lo contrario no os van a hacer ni caso. Aunque también os sugiero que según vayan pasando las prácticas fotográficas vayáis introduciendo nuevos consejos para que practiquen.

Motivos fotográficos. Que escoger…

Puede que a ti te guste mucho la fotografía de paisaje o de retrato, pero a tu hijo no tiene que gustarle lo que a ti te guste, así que no lo obligues. Dale rienda suelta a su imaginación y que escoja el motivo.

Si tu hijo aun es pequeño y no tiene claro que fotografiar, es buen momento para jugar a hacer fotos de un solo motivo. Por poneros un ejemplo, fotografiar cosas de un mismo color o de una misma forma geométrica. Así, además de fotografiar también aprenderán muchas otras cosas.

Crea su propio álbum de fotos.

Es una idea fantástica! Crear un álbum de fotos con sus mejores obras. Escoger entre toda la familia las que más os gusten y decidir cuales imprimir.

Aquí la idea es enseñarle a ser autocrítico, ya que solamente se escogerá una o dos fotografías para imprimir, como mucho.


Una vez hechas las presentaciones toca hablar un poco de los aspectos técnicos.

Cuando vayas a una tienda a adquirir una cámara fotográfica no te obsesiones solamente con la cantidad de Megapixeles. Es un error común y de principiante. ¿Para que quieres una cámara de 20 megapixeles si luego le bajas la resolución al mínimo? Esto también lo sueles hacer con los dispositivos móviles, para ahorrar en memoria.

Lo importante siempre va a ser una buena óptica y sensor, así que pide consejo y no te dejes guiar por las apariencias.

REGLAS BÁSICAS PARA UNA BUENA FOTOGRAFÍA

LA REGLA DE LOS TERCIOS

Para llevar a cabo correctamente esta regla deberás dividir la imagen, mentalmente, en 9 partes iguales (mediante 2 líneas paralelas horizontales y otras 2 verticales) y a continuación colocar el sujeto en algún punto de intersección de las líneas.

LEY DEL HORIZONTE

Utilizamos esta regla cuando estamos fotografiando paisajes. Antes de disparar imagina 2 líneas horizontales paralelas dividiendo la foto en 3 partes iguales. Esto es aplicable en ambos modos horizontal o vertical.

 

SENSIBILIDAD ISO

La sensibilidad ISO es, junto con la apertura del diafragma y el tiempo de exposición, uno de los tres elementos que definen la exposición en tus fotos.

La sensibilidad ISO es un parámetro que nos permite indicar al sensor qué cantidad de luz debe recoger.  Lo malo es que cuanta mayor sensibilidad peor es el resultado de la foto y aparecerá el famoso “ruido”. Lo ideal será siempre mantenerla al mínimo (100 ó 200)

Hay un truco bastante interesante acerca de como cnfigurar la ISO en tu cámara y es preferible posicionarlo en números enteros; 100, 200, 400, 800, etc.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.