Fervenza de Segade. Caldas de Reis

fervenza de segade

En la salida de Caldas de Reis dirección A Estrada nos encontramos con la Fervenza de Segade. Un paraje singular que nos ofrece el Río Umia en forma de cascada y pozas “decorado” por un entorno ruinoso.

Hay zonas de Galicia que forman parte de la historia de nuestra región y esta es prueba de ello. Los restos de la antigua Fábrica de Luz, la central hidroeléctrica construida en el año 1900 y los molinos que acompañan el curso del río son el mayor atractivo de la zona.

Pero sin duda lo que moviliza a los curiosos, aquellos que les encanta disfrutar de los paseos rodeados de naturaleza, es la famosa cascada o “fervenza”. Un gran salto de agua de unos 30 metros de altura sobre una superficie rocosa completamente pulida por el paso de los años.

En verano, cuando la fuerza del agua es menor, los chapuzones en las pozas suelen ser frecuentes por vecinos de la zona y visitantes de otros lugares.

Debido a las fuertes inundaciones que sufría la población de Caldas de Reis, actualmente el cauce del río está regulado por una polémica presa debido a sus dudosos estudios de construcción.

Cómo llegar a Fervenza de Segade – Caldas de Reis

Para llegar a la fervenza de Segade podéis hacerlo de dos maneras.
Una, a través de la carretera PO221. Aquí solamente encontraréis un mirador que se sitúa justo enfrente de la antigua Fábrica de Luz.

Mi recomendación es que vayáis por la carretera N-640 hasta llegar a una pequeña zona de aparcamiento. Os podéis guiar por la chimenea que se ve desde la carretera. No tiene pérdida.

Desde ahí podéis bajar andando hasta las ruinas y pocos metros más adelante os toparéis con la cascada.

Sé el primero en comentar

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*