Aloia Nature y C5 Aircross. Nuestra experiencia en familia

aloia nature

Como muchos de vosotros sabéis, si hay algo que realmente me apasiona es todo aquello que esté relacionado con el turismo activo y el contacto con la naturaleza. Bajo esa premisa, teníamos por delante un fin de semana para el recuerdo, con el alojamiento en las “cabañitas” de estilo nórdico Aloia Nature y un test muy especial a bordo del gran SUV Citroën C5 Aircross (PSA Retail Vigo)

En primer lugar, por si alguien no las conoce todavía, os voy a hablar de nuestra experiencia en las cabañas Aloia Nature, situadas en pleno Parque Natural Monte Aloia. El primer parque datado de nuestra comunidad, aunque por extensión el más pequeño.

Rodeadas de naturaleza, en lo alto de una ladera y con un claro guiño a los animales nació hace aproximadamente un año este ambicioso proyecto de alojamiento turístico con un marcado estilo nórdico.

Aloia Nature se divide en dos espacios con una capacidad máxima de 25 personas. Lo que se convierte en una estancia tranquila, pensada para disfrutar en familia o también en pareja.

Las cabañas estudio (Curuxa, Esquío y Píntega), están pensadas para disfrutar de la naturaleza en familia con una capacidad que va desde las cuatro hasta las seis personas.

En nuestro caso, elegimos la cabaña Esquío. Bueno, en realidad fueron los peques quienes la eligieron al ver que en la zona tenían una pequeña zona de juegos y se subía a través de una escalera. Allí se lo pasaron pipa con el tipi y la cocinita de juguete.

Algo que siempre nos preguntamos cuando vamos a alguna cabaña de este estilo. ¿Hará frío? Os aseguro que están perfectamente aisladas y la calefacción siempre acompaña.

La cama es amplia y muy confortable, incluso en el sofá cama abatible descansaron genial.

La cocina es otro factor que ayuda mucho y dispone de todo lo necesario para que tengáis que llevar lo mínimo e indispensable. Por la mañana, os llevarán un desayuno muy completo en una cestita muy curra, no sin antes consultar posibles intolerancias a algún ingrediente.

Por otro lado, también visitamos las cabañas elevadas (Lenda, Brétema y Fervenza). Un alojamiento más íntimo, acogedor y relajante.

La diferencia reside en la terraza con vistas privilegiadas a la ladera y una estufa de leña.

En el caso de Fervenza, podréis incluso disfrutar de un baño en el enorme Jacuzzi instalado en la terraza. Por la mañana, bien tempranito, estaba una familia con una pequeñina bañándose y se veía el humo salir. Me dieron mucha envidia la verdad jiijjijiij. Imaginaros lo que podéis disfrutar en una noche despejada.

La finca exterior es una gozada. Podéis dejar a los niños tranquilamente recoger castañas, pasear con las simpáticas ovejas Pili y Mili y también tendrán la oportunidad de conocer a “Abuelo”, el gran protagonista. Un noble caballo al que pudimos alimentar y con el que nuestros pequeños entablaron una gran amistad. No se querían separar de él.

Si me preguntáis cual es la mejor época del año para visitar estas cabañas, me ponéis en un compromiso ya que primavera tiene su encanto y los días son más largos, pero otoño con ese castaño y ver las diferentes tonalidades de los árboles tiene su magia.

Por último, agradecer a Nico su hospitalidad y sus consejos para adentrarnos por el parque natural y conocer algún que otro sitio que no conocíamos. Familia Aloia Natura, os deseamos mucho éxito en este proyecto hecho con tanto cariño y respeto hacia la naturaleza.

 

Ahora me gustaría hablaros de nuestra experiencia con el Citroën C5 Aircross, que muy amablemente nos cedieron desde el concesionario PSA Retail Vigo. Ya es el segundo que nos prestan y están empezando a generar una crisis familiar 😛 cada vez que vuelvo a casa con el mío me protestan.

He de decir que me chiflan los SUV y el nuevo modelo de Citroën ya nos tenía enamoraditos. Pensaba que lógicamente nos iban a prestar un vehículo diésel ya que suele ser lo más habitual y cual fue mi sorpresa cuando al acelerar por primera vez noté algo raro que no encajaba. Un sonido muy particular hacía presagiar que nos íbamos a llevar muy pero que muy bien. Enseguida pensé: “tu y yo nos tenemos que ir a la montaña”

130 caballos perfectamente repartidos para un vehículo de estas características. Alcanza los 4,50 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,65 metros de alto. Por ello, os podéis imaginar que también ofrece un habitáculo de generoso espacio para cinco ocupantes.

Como características de conducción, este modelo en particular ofrecía el paquete Highway Driver Assist: Asistente de conducción en autopista, gestión de la trayectoria y mantenimiento en el carril en vías rápidas. Os sorprenderá en un primer momento, pero rápidamente os resultará familiar este pequeño giro de volante que realiza el vehículo por sí solo para enderezar el rumbo y mantenerte en el carril.

También hemos podido experimentar la opción del Grip Control. Un sistema ya conocido en otros vehículos que permite cambiar la configuración a través de una ruleta y permite la circulación en condiciones menos favorables como barro, nieve o arena. Lo que sí tenéis que tener en cuenta es que estamos ante un vehículo con tracción delantera y no existe ningún modelo con tracción 4×4, por lo que es recomendable como máximo rodar en pistas forestales sin grandes baches.

Otro de los puntos fuertes es la aceleración. Apenas notaréis diferencia y falta de empuje en condiciones normales, pero sí vais a sentir un agradable reprís cuando piséis el acelerador repentinamente o en fuertes pendientes. En ese momento es cuando notaréis también un agradable “rugido” de motor que nunca imaginé escucharlo en un vehículo de estas prestaciones. No me quiero imaginar con el motor de 180CV.

Otra característica es la capacidad variable de su maletero. Con la banqueta en su posición más retrasada cubica 580 litros. Sin embargo, si la situamos en la ubicación más adelantada, crece hasta los 720 litros. Teniendo en cuenta que 10/20 litros son utilizados para guardar juguetes que apenas usan los niños…

En definitiva, un imponente vehículo familiar de fácil manejo y muy confortable para todos los pasajeros. Tanto los delanteros como los situados en los asientos traseros.

Os animo a que si estáis pensando en cambiar de vehículo, solicitéis una prueba con este modelo en concreto que bajo mi punto de vista es más que suficiente y rinde con nota muy alta todas las expectativas.

MONTE ALOIA. El primer Parque Natural de Galicia

Si estáis pensando en visitar el Parque Natural Monte Aloia por primera vez indicaros que es casi obligatoria la visita al Centro de Visitantes “Casa do Enxeñeiro Areses”. Es totalmente gratuito y os contarán alguna que otra historia que os impresionará, además de proporcionaros cualquier información referente al Parque o cualquier otro de la comunidad que os interese. Los monitores son muy agradables y les encanta que los niños participen en las charlas con diferentes juegos y acertijos.

No os olvidéis a la salida de solicitar vuestro pasaporte de Parques Naturales de Galicia para que os lo sellen. ¿Sirve para algo completar todos los parques? Pues depende…Te habrás enriquecido con diferentes historias, cultura e instantáneas. Eso no hay bien material que lo pague.

Desde aquí parten las seis rutas para conocer el monte. Los itinerarios enlazan cinco miradores, otras tantas áreas recreativas y siete molinos de agua visitables (Ruta de los molinos del Tripes y Ruta de los molinos de Paredes). En total, más de diez kilómetros de recorridos. Entre ellos se incluye una senda botánica que muestra con paneles explicativos la diversidad vegetal y enseña a identificar las especies a través de juegos.

El lugar más visitado y centro de las tradiciones populares es la ermita del alto de San Xián. El santuario de origen románico y la escalinata hasta la Fuente del Santo reconstruidas en el siglo XVIII responderían a una antigua cristianización del culto a las piedras y otros elementos de la naturaleza. Los rituales hablan de la lastra de la cama en la cual parece ser que dormía el santo y donde no crece la hierba, o la piedra del agua y la piedra del sol para realizar peticiones meteorológicas.

La más vieja ruta a pie es la del castro del Alto dos Cubos, una citania de la cual se conserva el muro de 1.250 metros de longitud que por estar hecho de grandes piedras sin argamasa recibe el curioso nombre de muralla ciclópea.

Pero hablar del Monte Aloia, es también hablar de miradores, como “Enxeñeiro Arenses”, “Gran Cruz de Piedra”, “Mirador do Castelo”o “Mirador González Páramos”.

Si queréis más información podéis dirigiros directamente a la web de Aloia Nature y PSA Retail Vigo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.