Parque da cidade de Póvoa de Varzim.

parque da cidade povoa de varzim

El Parque da cidade de Póvoa de Varzim es un parque urbano público de Póvoa de Varzim en Portugal. El parque está ubicado en una antigua llanura, donde existían un pequeño arroyo, campos de cultivos y algunas quintas. La remodelación del terreno originó la creación de colinas, lago, charcos, isla y caminos. Se construyeron pequeños puentes, plazas y edificaciones.

El parque fue diseñado por el arquitecto paisajista Sidónio Pardal (que también diseñó el Parque de la Ciudad de Oporto)  y tiene casi 78 hectáreas, reducidas de 90 iniciales. Estaba planeado para ser uno de los mayores parques urbanos portugueses, un tamaño similar al de Oporto, con 83 ha y considerado el mayor parque urbano de Portugal.

La ecología del Lago del parque es artificial, pero en él habitan y procrean varias especies de aves, pocas de las cuales se introdujeron, y la mayoría alcanzó el parque por sus propios medios. El lago es también utilizado como punto de parada y descanso para varias especies de aves acuáticas migratorias, así como residencia para peces, mamíferos y reptiles. El lago tiene una isla central inaccesible a visitantes con 130 metros de largo por 20 de ancho. La isla está rodeada por varias rocas que emergen a la superficie del lago.

Se encuentran en el parque especies de reptiles autóctonos como el Lagarto de agua, el sardón, la Lagartixa-de-bocage y el Cagado-mediterráneo, una tortuga portuguesa. Las aves, de fácil observación, son varias: patos reales, gansos de Egipto, gansos domésticos, cuervos marinos y cisnes blancos, algunos introducidos, otros colonizadores, la mayoría de los cuales procrean en el parque.

Llegar al Parque da cidade de Póvoa de Varzim es bien fácil si váis por la autovía A28. Desde Vigo está aproximadamente a una hora y media de camino.

Es una alternativa genial para aquellos que váis a pasar el día a Oporto (Ikea, Primark y esas cosas que ya sabéis ejjee)  y queréis hacer un alto en el camino. También podéis hacer una escapada un día completo, cuando haga sol, claro.

Al llegar al lugar nos sorprende la inmensidad del terreno perfectamente cuidado. Portugal es único para esto, ni una pintada, nada de basura por el suelo. Se pone de manifiesto el civismo que los portugueses demuestran en cada uno de estos proyectos.

Los peques aquí disfrutarán corriendo y saltando como locos, paseando en bici, o bien disfrutando del divertido parque infantil de madera.

Además, como os comentamos en el vídeo, hay un lago para la visualización de aves. Os podéis acercar a ellas, eso sí, sin molestarlas tal y como indica el cartel de entrada al recinto.




























 

COMO LLEGAR

¿Os acordáis cuando el año pasado os había hablado también de otro parque infantil muy divertido en la ciudad? Os dejo una imágen para refrescar la memoria. Podéis saber mucho más en este enlace 😉

Sé el primero en comentar

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*