Visita al Islote Areoso en Kayak

Visita al Islote Areoso en Kayak

Hoy os vengo a hablar de mi visita al Islote Areoso, la isla de moda en Galicia y todo lo que allí os podréis encontrar.

Para aquellos que no la conozcáis aún, el Islote Areoso es una zona natural protegida, situada hacia la zona norte de A Illa de Arousa, a la que pertenece. Es un islote de casi 9 hectáreas constituido prácticamente al completo por arena fina por lo que se asemeja a una duna sumergida. En la parte sur de la isla, podréis encontraros un dolmen megalítico y una zona rocosa y con vegetación. Aquí las gaviotas vigilarán cada paso que des y no dudarán en intimidarte si te acercas a alguno de sus nidos.

Para llegar a esta preciosa isla, lo podréis hacer de varias formas posibles, pero la visita al Islote Areoso en Kayak es la más común de todas y la que está más de moda. Si escogéis esta opción vais a encontrar diferentes empresas que se dedican al alquiler de estas embarcaciones.

Nosotros escogimos Arousa Kayaks & Boats y para que os hagáis una idea del precio, el Kayak biplaza lo alquilamos durante 8 horas por 50€ en total.

Todo hay que decirlo, pero los chicos y chicas que nos atendieron fuero encantadores, siempre atentos en cada momento y en eso hemos coincidido todo el grupo.

Al llegar a la zona de alquiler y tras hacer entrega de material, los monitores os darán una breve charla de como utilizar correctamente los remos y lo más importante, el recorrido hasta llegar a la isla que va desde el Faro Punta Cabalo hasta el Islote Areoso, dejando atrás Punta de Barbafeita y atravesando todas las bateas que no son pocas.

Tras media hora remando sin parar, se empieza a ver al fondo el pequeño arenal que emerge de las aguas. El tiempo habitual para llegar es de 40 minutos aproximadamente.

Una vez allí solamente queda disfrutar de la isla y sus aguas cristalinas y de fuerte color turquesa.

Después de comer dimos un paseo por la isla, conocimos el dolmen y casi nos atacan las gaviotas 😛 En este lado de la isla, el agua está algo más sucia. Nada que ver con el lado opuesto.

Un poco más tarde decidimos visitar la Isla Pedregoso con un viaje de ida a contracorriente y una duración de 15/20 minutos.

Para volver y dejar los Kayaks, nos dieron la opción de dirigirnos a un “chiringuito” que está algo más cerca del Islote Areoso. Desde allí podíamos coger unas bicicletas y atravesar todo el pueblo hasta el punto inicial, en dónde teníamos los coches. Las bicis son una chulada y la ruta es preciosa.

Si os preguntáis si podéis visitar la isla con niños, la empresa también alquila embarcaciones con o sin titulación para que tengáis la oportunidad de conocer esta preciosa playa.

Recordar que está prohibido llevarse conchas de recuerdo y toda la basura que se genere tiene que volver de vuelta a tierra firme.

Sé la primera persona en comentar

Escribe una respuesta

Tu email no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.