Sillas a contramarcha. ¿Qué son y para que sirven?

sillas a contramarcha

Viajar en sillas a contramarcha es la opción más segura, pero en España aun nos cuesta adaptarnos.

¿Sabías que?

A principios de los años 60, el Profesor sueco Bertil Aldman desarrolló un estudio sobre la siniestralidad en las carreteras de su país. Este trabajo despertó su preocupación por la integridad de los niños al ser los más perjudicados en los accidentes.

En un principio el profesor propuso como solución dar la vuelta al asiento delantero del acompañante, algo que durante un tiempo se pudo hacer en algunos modelos de la marca Volvo, sin embargo esta medida no convenció a las autoridades suecas y exigieron el desarrollo de un producto para niños que no modificase la estructura interior del coche.

En el año 1963 el profesor diseñó el primer prototipo y dos años más tarde (1965) la marca KLIPPAN lanzó al mercado la primera silla infantil de coche para ser anclada al asiento delantero de espaldas a la marcha.

Durante los años posteriores, a pesar de no ser obligatorio, fabricantes como Volvo, Saab, etc… fueron introduciendo la silla de automóvil infantil como un accesorio más.

Hoy todos los países de Europa estamos obligados a llevar a nuestros hijos con sistemas de retención dentro del coche.

Mientras que el mensaje que todos conocemos es: “Hay que viajar con los niños en una silla de automóvil”, la advertencia de que el niño viaje de espaldas a la marcha durante el mayor tiempo posible ha quedado prácticamente silenciada, por lo que muchos bebés de pocos meses van sentados en una silla instalada hacia delante.

MITOS SOBRE LAS SILLAS A CONTRAMARCHA

Los niños se marean a contramarcha.

Puede que sea cierto, o no. No está demostrado que una persona se maree más o menos cuando viaje a contramarcha. De hecho, si fuera así, en los autobuses urbanos no existirían este tipo de asientos. Pero es preferible un mareo a las terribles consecuencias en un accidente de tráfico.

No puedo ver a mis hijos por el espejo retrovisor.

Es totalmente falso. Siempre que adquieres una silla a contramarcha tendrás que hacerte con un espejo retrovisor que se coloca enfrente del niño para que puedas ver si tose, estornuda, etc.

Aquí os dejo un enlace de los espejos a la venta en Amazon.

Las sillas a contramarcha son muy caras.

No son mucho más caras que las sillas  a favor de la marcha cuando hablamos de marcas. Es más, mi consejo es que os gastéis un poco más en una buena silla ya que los peques irán muchísimo más cómodos que en una silla de “oferta” de unos grandes almacenes.

En la tienda Bambinos, hemos encontrado las siguientes marcas de sillas a contramarcha: Axkid, Klippan, Besafe, Nuna, Concord, Recaro, Takata y Cybex.

Las piernas chocan con el asiento trasero y van incómodos.

Aquí hay muchas discrepancias, ya que en un viaje largo en una silla normal a favor de la marcha, las piernas también se resienten al ir colgadas durante un largo periodo de tiempo. Por lo contrario, a contramarcha, irán apoyadas en todo momento, por lo que también van más relajadas.

Otro punto a favor de las sillas a contramarcha es que en una colisión frontal, las piernas del niño se doblan hacia el tronco. Puede que haya alguna lesión importante en la cadera, por ejemplo, pero totalmente reparable. Lo más importante es que el cuello y columna no sufren lesiones importantes y aquí, si que sería poco probable una buena recuperación.

Os recordamos la nueva normativa de la DGT

A partir del 1 de octubre de 2015, cambia la normativa de la Dirección General de Tráfico respecto a los Sistemas de Retención Infantil (SRI). Se prohíbe instalar sillas de auto infantiles en el asiento del copiloto, excepto en los siguientes casos:

  1. En vehículos sin asientos traseros.
  2. Cuando todas las plazas traseras están ocupadas por menores de 18 años que miden menos de 135 cm.
  3. Cuando no es posible instalar todos los dispositivos de retención en las plazas traseras (por ejemplo, no caben tres sillitas juntas).

Sé la primera persona en comentar

Escribe una respuesta

Tu email no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.