Pasarelas de Penedo Furado

pasarelas de Penedo Furado

El centro de Portugal cuenta desde este miércoles con una nueva atracción turística con la apertura al público de las Pasarelas de Penedo Furado.

Las pasarelas de Penedo Furado, que conectan la playa fluvial de Penedo Furado con la zona de cascadas, han abierto al público en el municipio de Vila de Rei, distrito de Castelo Branco.
Las pasarelas cuentan con 532 metros lineales entre la playa fluvial de Penedo Furado, la que hasta ahora era la “atracción turística” de la zona y una de las localizaciones más buscadas del municipio de Vila de Rei,

El recorrido entre la playa fluvial y las cascadas podrá hacerse de forma más rápida, segura y accesible, beneficiando a los miles de personas que anualmente visitan ese espacio fluvial, a unos 10 minutos de Vila de Rey.

Recorriendo las pasarelas de madera, equipados con zonas de descanso, bancos y miradores, podrán observarse las caídas de agua de Biracola, Poios y Fragas del Rabadán. De esta surge el nombre Penedo Furado, por el hecho de que el agua pasa entre el macizo rocoso formando una pequeña gruta.

Esta enorme estructura de madera tardó cuatro meses en concluirse y se está planteando crear un recorrido circular de pasarelas alrededor del Penedo Furado.

Desde el mirador del penedo, inaugurado en 1964, es posible «admirar el magnífico paisaje de sierras y montes revestidos de pinares, la ribera del Codes, la albufera del Embalse del Castillo del Bode y algunas casas de las poblaciones antiguas».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.