MAGIKLAND. Parque de diversiones en Penafiel

Magikland

Era una de las visitas obligadas de este verano y escogimos un día de semana para acercarnos a este pequeño parque de diversiones llamado Magikland.

Para poder visitarlo sin algomeraciones, escogimos un día de semana. Aquí en Vigo no pintaba nada bien el día. Nubes, viento…vamos, que había más posibilidad de nieve en cotas altas que de ir a la playa 😛

Para llegar a Magikland desde Vigo se tarda aproximadamente 1h y 45min, teniendo en cuenta que la mayor parte, por no decir toda, se hace por autovía/autpista de peaje. El peaje de ida y vuelta os sale en unos 25€

Una vez que llegáis al parque os encontraréis con un gran aparcamiento de tierra gratuito, pero el coche estará a pleno sol durante todo el día.

Los precios de las entradas en taquilla son los siguientes:

  • Adultos 17.50€
  • Menores de 4 años y personas con movilidad reducida gratis
  • Niñ@s de 5 a 12 años 12€

En la entrada te darán un mapa y una extensa descripción del sitio. Tras ello una primera foto con un guacamayo (más adelante os comento una cosilla con respecto a las fotos)

El parque claramente está ideado para niños hasta 10 -12 años aproximadamente, ya que solo existen tres atracciones “fuertes” para más mayorcitos.

 

Al principio al peque le daba un pelín de miedo montar en alguna atracción (tuvo un mal recuerdo de la montaña rusa del parque de Madrid), así que decidimos ir a curiosear por el parque y que se fuera soltando.

Hay un tren que recorre la mayor parte del parque, así que es buena idea para ir abriendo boca.

Tras montar en varias atracciones light, hicimos un alto para comer. Hay bastantes merenderos con mesas  a la sombra, algo que se agradece con un día de mucho calor como fue el caso. Eso sí, suelen estar todos reservados para los grupos de campamentos que visitan el parque, así que si nada lo remedia una toalla y a comer en el césped.

Después de comer nos acercamos a castillo terrorífico. Los carteles indicaban que no estaba recomendado para menores de cinco años, pero allá fuimos igualmente. Había que investigar…

Después nos acercamos a la presentación de aves y nos volvimos a sacar unas cuantas fotos, esta vez con una lechuza, un águila y una tortuga gigante. Las fotos las podéis recoger a la salida tras abonar la cantidad de 10€ por foto. Que si hacemos el cálculo 4 fotos x 10€ = 40 euros (8.000 Pesetas???????????????) Vamos, que si sois familia numerosa os dejaréis la paga extra en fotos.

Las fotos estaban muy bien, pero quizás con un precio más razonable se venderían muchas más.

La atracción que más le gustó al peque fue la número 8 (Jumbo). No sé cuantas veces montamos allí y si además no hay cola, podéis repetir sin necesidad de bajaros.

Con respecto a las colas se tarda muy poco en montar, pero ya digo que hemos ido entre semana. La única atracción que tuvimos que esperar bastante (una media hora) fue el Río Bravo. Una pequeña barca de madera que cae por una pendiente y salpica todo lo que encuentra a su paso.

Por la tarde, cuando más apretaba el sol, tocaba piscina!!!!!!

Hay tres piscinas. Una de ellas está cerrada, otra, junto al barco pirata, la están rehabilitando y seguro que quedará chulísima y la tercera pegada a la salida/entrada del parque, que es a dónde fuimos nosotros. El agua estaba muy calentita y disfrutamos un mogollón.

Después de merendar y repetir en las últimas atracciones, abandonamos el recinto.

En resumen os podemos decir que el parque nos ha gustado mucho aunque me esperaba algo mucho más grande. Si estáis de vacaciones por una zona cercana, no dudéis en visitarlo.

 

 

 

Dirección de Magikland

Rua de Santo André

N.º 1279

4560-221 Marecos

Penafiel

Sé la primera persona en comentar

Escribe una respuesta

Tu email no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.