Hoteles de insectos para hacer con niños

hoteles de insectos

¿Sabías que no todas las abejas viven en colonias o construyen colmenas en las que vivir y anidar? Muchas especies de abejas son solitarias. Viven solas y construyen sus nidos en lugares diminutos como tallos huecos y agujeros en la madera. Los hoteles de insectos replican este hábitat de anidación y ayudan a erradicar la disminución de las poblaciones de polinizadores.

Aunque no producen miel, las abejas solitarias son absolutamente esenciales para polinizar cultivos y flores. Estas abejas suelen ser muy dóciles y pacíficas, muy reacias a picar. La construcción de un hotel de insectos es una excelente manera de atraer más de estos polinizadores beneficiosos también para cualquier jardín de casa, pero en especial para el bosque.

¿Qué son los hoteles de insectos?

Un hotel de insectos contiene materiales en los que a las abejas les gusta anidar, como madera perforada con agujeros, tallos de bambú huecos y otros materiales que imitan las áreas naturales de anidación de las abejas. Estos divertidos “hoteles” puede contener una gran variedad de materiales, o solo unos pocos, y puede ser grande y elaborado o pequeño y simple. El tamaño realmente no importa, ya que cada abeja solo necesita un agujero en el que anidar.

Otros insectos como las mariquitas o crisopas, también son excelentes huéspedes para estos “alojamientos”. En la naturaleza, estos himenópteros solitarios buscan todo tipo de agujerillos y galerías excavadas normalmente en madera muerta por una gran variedad de xilófagos, sobre todo larvas de escarabajos. Cuando eliminamos la mayor parte de esa madera muerta del entorno generamos un grave impacto en todas estas especies que dependen de ella, no únicamente los cientos de especies que la descomponen, también agredimos a los que se alimentan de estas últimas, es decir, muchas especies insectívoras entre las que se encuentran vertebrados como aves, reptiles o micromamíferos.

En las ciudades y huertos el problema se agrava porque resulta todavía más complicado encontrar esas pequeñas galerías tan buscadas por tantas especies de abejas y avispas solitarias. Los “hoteles” son una forma de compensar la carencia de huecos naturales aportándolos de forma artificial.

Todos podemos ayudar a las abejas

El uso continuado y desproporcionado de pesticidas tóxicos junto con la destrucción de hábitats han ocasionado un declive mundial de polinizadores, siendo las abejas las más perjudicadas, muchas han desaparecido y otras están en grave peligro. De las más de 20.000 especies de abejas que existen la mayoría son solitarias, y anidan en galerías subterráneas, troncos, nidos abandonados de otras especies, orificios de xilófagos, conchas, etc.

En el siguiente enlace tenéis un tutorial para crear un sencillo hotel con muy pocos materiales.

Otro artículo para crear un hotel con una caja de fresas (o cualquier caja de fruta que sea de madera)

 

Sé la primera persona en comentar

Escribe una respuesta

Tu email no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.