SINTRA EN FAMILIA

palacio da pena

Si estáis de viaje por la capital lusa, Sintra es , sin duda, una escapada obligatoria para disfrutar en familia y os contamos porqué.

Aproximadamente a media hora de Lisboa se encuentra Sintra, una pequeña villa con 33.000 habitantes llena de romanticismo y denominada la capital de los palacios.

Sintra

En el año 1992 la UNESCO revisa la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, añadiendo la categoría “Paisaje Cultural”.  Sintra fue el primer Paisaje Cultural de Europa, declarado en 1995.

Para disfrutar Sintra al completo os recomendamos dos días completos y las mejores épocas son las de Mayo/Junio y Septiembre, ya que ir con lluvia desmerece bastante la visita y por otra parte en pleno verano, con mucho calor os cansaréis muy pronto, sobretodo los niños. Tener en cuenta que en algunos palacios hay que caminar mucho y subir grandes pendientes.

La mayoría de parques tienen aparcamiento gratuito y algunos de pago, mucho más cerca de los castillos.

Si llegáis por la mañana, lo primero que podéis hacer es perderos por las calles del pueblo y visitar las tiendas y pastelerías tipicas portuguesas. Tras buscar un buen lugar en dónde comer, por la tarde podéis bajar esas calorías visitando alguno de los castillos. La oferta es bastante amplia y si no disponéis de mucho tiempo, el que más os va a gustar será el Palacio da Pena. Yo he ido y es espectacular.

PARQUE Y PALACIO NACIONAL DE LA PENA

El Parque y el Palacio de la Pena, implantados en la sierra de Sintra y fruto del genio creativo de Fernando II, representan el máximo exponente del Romanticismo decimonónico en Portugal, con referencias arquitectónicas de influencia manuelina y morisca. El Palacio fue concebido de manera a ser divisado desde cualquier punto del Parque, cuyos arboretos y jardines exuberantes albergan más de quinientas especies arbóreas oriundas de todo el mundo.

QUINTA DA REGALEIRA

El Palácio da Regaleira es el edificio principal y el nombre más común de la Quinta da Regaleira. También llamado Palácio do Monteiro dos Milhões.

El palacio está situado en pleno centro histórico de Sintra y está clasificado como Patrimonio Mundial por la Unesco.

El bosque, que ocupa la mayor parte del espacio de la quinta, no está dispuesto al azar. Comienza siendo más ordenado y cuidado en la parte más baja de la quinta, pero se va haciendo progresivamente más salvaje a medida que se asciende hasta la parte alta.

El pozo iniciático con la cruz templaria, visible al fondo, se trata de una galería subterránea con una escalera en espiral, sustentada por columnas esculpidas, desciende hasta el fondo del pozo a través de nueve rellanos. Los nueve rellanos circulares del pozo, separados entre sí por quince peldaños, evocan referencias a La Divina Comedia de Dante, y pueden representar los nueve círculos del infierno, los del paraíso o los del purgatorio. En el fondo del pozo está, embutida en mármol, una rosa de los vientos sobre una cruz templaria.

PARQUE Y PALACIO DE MONSERRATE

Cerca del centro histórico de Sintra se encuentra una de las más bellas creaciones arquitectónicas y paisajísticas del Romanticismo en Portugal: el Parque y Palacio de Monserrate, ejemplos singulares del eclecticismo del siglo XIX.

El Palacio combina influencias góticas, indias y mudéjares, incorporando motivos exóticos y vegetales que se extienden de forma armónica hacia el exterior.

Especies botánicas de todo el mundo componen los diversos jardines históricos, distribuidos por áreas geográficas. La pendiente cubierta de césped frente al Palacio invita al descanso, sobre todo tras la visita a unos de los más ricos e interesantes jardines botánicos portugueses.

CASTILLO DE LOS MOROS

El Castillo de los Moros es una fortificación construida alrededor del siglo X, tras la conquista musulmana de la Península Ibérica.

Dominando la villa de Sintra desde lo alto de la sierra, entre rocas y peñascos, el Castillo de los Moros presenta dos cinturones de murallas que rodean de forma irregular los bloques graníticos de la sierra. A lo largo de sus caminos de ronda se puede disfrutar de un paisaje incomparable que se extiende hasta el océano Atlántico, divisando los Palacios de Sintra y de la Pena en primer plano.

La actual configuración del Castillo de los Moros es resultado de varias etapas constructivas y acontecimientos: las intervenciones iniciadas por el rey Afonso Henriques tras la recuperación de Lisboa y Santarém (1147), el uso militar de la fortificación en el reinado de Fernando I (1383), los daños causados por el terremoto de Lisboa de 1755, las obras de restauración impulsadas por Fernando II en el siglo XIX, al gusto romántico de la época, y las obras llevadas a cabo por la Dirección General de Edificios y Monumentos Nacionales en el siglo XX.

El Castillo de los Moros y su entorno no volvieron a sufrir grandes intervenciones hasta la puesta en marcha del proyecto global de rehabilitación y restauración À Conquista do Castelo, bajo la dirección de Parques de Sintra-Monte da Lua.

Podéis buscar más información en las oficinas de turimo de Portugal o en la web oficial

Fotos: 500px, parquesdesintra.pt, greentrekker.pt

Sé el primero en comentar

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*