MONTE NEME. Paseando por las antiguas minas de wolframio

monte neme

El Monte Neme está situado a dos kilómetros de la costa, en el ayuntamiento de Malpica de Bergantiños. Con 384 metros de altitud es el punto más alto del ayuntamiento y su nombre proviene de una divinidad céltica denominada Nemet.

El Monte Neme es uno de esos lugares gallegos rodeados de misterio y de realidad. En este monte se encuentra los restos de la antigua explotación minera de Wolframio.

Aquí, durante la Segunda Guerra Mundial la actividad era frenética. Los alemanes extraían este preciado mineral utilizado para endurecer el acero y conseguir así mejores blindajes.

El paisaje que queda ahora es asombroso, pero desgraciadamente el agua de los lagos está altamente contaminada por el proceso de extracción y lavado del mineral. El 10 de febrero de 2014, la rotura de una de las balsas mineras situadas en la cumbre del Monte Neme (A Coruña, Galicia), provocaba un vertido de 24.000 m³ de agua y lodos sobre dos parroquias de las localidades de Carballo y Malpica de Bergantiños originando desperfectos por valor de más de 140.000 euros y obligando a la Xunta a activar por la vía urgente un plan de restauración del entorno que sigue sin concretarse en la práctica. Mientras tanto, el peligro permanece en taludes verticales que caen decenas de metros a pico y sigue sin conocerse el grado de toxicidad del agua contenida en las balsas.

El monte ya estaba habitado en el neolítico, muy posiblemente con el asentamiento en la edad de los metales. Se cree también que existió un castro y un crómlech, demostrando el uso sagrado del monte en aquella época.

En el lugar se mezclan varias leyendas de “meigas” y se dice que aquí celebraban sus aquelarres y sentadas en las piedras, decidían que hacer con los humanos de la comarca.

COMO LLEGAR

Fotos y fuente: tercerainformacion.es, La Voz de Galicia

 

 

Sé el primero en comentar

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*