FINCA DEL FRENDOAL. El bosque encantado de Aldán.

Visitamos la Finca del Frendoal. Un lugar enigmático para disfrutar de un pequeño paseo en familia.

Pocos conocen el paradero de este precioso lugar y sin embargo está más cerca de lo que uno se piensa.

La finca del Frendoal es un gran bosque atlántico que se extiende tras la Casa Torre de Aldán cuyos propietarios, los Condes de Canalejas, usaban como lugar de recreo y practicar sus deportes favoritos.

La Finca contaba con estructuras arquitectónicas de gran valor artístico y monumental y a finales del siglo XX quedó totalmente separada de la Casa Torre de Aldán por el trazado de la carretera PO-315.

La densa vegetación que encontramos en su interior, así como el acueducto elevado también llamado O Arco de la Condesa y el pequeño castillo lo convierten en un auténtico bosque encantado.

El acueducto era una antigua canalización de agua que iba desde una mina situada en la zona más elevada de O Frendoal, hasta el Pazo. Se construyeron dos amplísimos arcos, pero uno de ellos se destruyó igualmente con el paso de la carretera, siendo actualmente su recorrido subterráneo.

Visitar este lugar en pleno invierno es maravillos, así que si queréis disfrutar de un pequeño paseo con vuestros peques rodeados de naturaleza no os lo perdáis.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*